domingo, 11 de agosto de 2013

CARLOS RODRÍGUEZ: OTRA VÍCTIMA MAS POR LOS FLAGELOS DEL SISTEMA

Domingo 18 de noviembre de 2012

Carlos era trabajador callejero, como tantos argentinos que buscan ganarse la vida de alguna manera, a costa de sortear su destino a manos de aquellos que corrompen la integridad social y son  funcionales a las estructuras del poder. Uno de los flagelos mas representativos de los tiempos que corren dejó en el camino a una familia destruida.

Por Emanuel N. Soverchia

Carlos (20) residía en Cañada de Gómez, pero últimamente frecuentaba la ciudad de Rosario por trabajo y familiares;  se desempeñaba como vendedor ambulante en la peatonal y las colectividades de la mencionada localidad; muchas veces era acompañado por su padre Ricardo (47) que hoy en día no puede trabajar por razones de salud; él como tantos otros cañadenses tomó la decisión de realizar sus labor en otra ciudad puesto que la suya no prometía una salida. Jamás imaginó que su adicción lo llevaría a terminar con su vida tan prematuramente.

La madrugada de la tragedia el joven culmina su jornada laboral y se prepara para tomar el urbano acompañado por un amigo con rumbo al sitio (Barrio rosarino de La Tablada) en busca de una dosis para consumir; en el lugar lo reciben con un disparo de arma de fuego que impacta en su tórax y  cae al suelo produciéndose su muerte.

“Yo no voy a negar que mi hijo sufría de adicción a las drogas, pero no  tenía antecedentes penales como se dijo en otros medios” – comenta a El Informe, con los ojos humedecidos por las lágrimas, Eva (37) madre de Carlos.
“Solo cuenta con una denuncia de una fuga de hogar y una pelea callejera” – continua Eva.

Cerca de la  hora 2 de la madrugada se produjo el hecho y el cuerpo del chico yacía en la calle, al cual le habían robado las zapatillas y la ropa. Media hora más tarde, los padres reciben un llamado avisándoles sobre lo ocurrido y desde ese momento comenzaron a buscarlo.  Concurrieron al Hospital Clemente Álvarez de Rosario y los derivaron a la Seccional 16 donde se le comunicó la desventurada noticia. Ricardo debió reconocer a su hijo en la morgue.

“Quiero dejar en claro que hay deambulando una foto en un periódico que muestra a un chico abatido en el suelo, lo afirmo por su vestimenta, ese chico no era Carlos”. Argumenta Ricardo a nuestro periódico.

“No contábamos siquiera con dinero para poder traerlo a Cañada de Gómez, las autoridades nos aportaron su ayuda” comenta Eva.

“Pido a toda la sociedad cañadense que por favor tomemos conciencia en conjunto para que esto que me pasó a mi no vuelva a ocurrir, que no haya otro Carlos en nuestra ciudad”


 La causa está en tribunales a disposición de la justicia rosarina, Carlos fue velado en la ciudad donde pasó sus últimos días; acompañado por muchísima gente que lo quería: compañeros, amigos y familiares. Era padre de un niñita de 1 año y un trabajador común; su muerte es otra huella en la memoria de la opinión pública para comenzar a tomar conciencia y proteger a nuestros hijos de uno de los más duros flagelos del Sistema Social.

Fuente: Periódico El Informe de la Ciudad - Cañada de Gómez

INVESTIGACIÓN DESTACADA

SPECCLER LLC: LA EMPRESA OFFSHORE DE LA INTENDENTA "K" DE CAÑADA DE GÓMEZ

Se creó en febrero de 2010 en Miami - Florida, Estados Unidos; la compañía fue dirigida por la intendenta de la Municipalidad de Cañada de ...

Periódico Libre "La Imprenta" de Cañada de Gómez

Periódico Libre "La Imprenta" de Cañada de Gómez

Una Foto y Un Mensaje

Una Foto y Un Mensaje
Para que recorra el mundo...

LAURA - MASAJES Y MÁS

LAURA - MASAJES Y MÁS