domingo, 11 de agosto de 2013

CASO PUNTANO: LA DEMOLICIÓN DE UNA CASA, EL DERRUMBE DE UNA VIDA

Domingo 30 de diciembre de 2012


René Puntano, mecánico jubilado de 69 años, oriundo de la salta, vive en Cañada de Gómez desde el año 1977 aproximadamente. Un año atrás las autoridades municipales ejecutan la demolición de su hogar sin previo aviso y de este modo empieza el derrumbe de una historia. Hace una semana se entregó la llave de la nueva vivienda.

Por Emanuel N. Soverchia

Un sujeto ya conocido en nuestra localidad, por realizar transacciones de compra-ventas de tierras en el sur cañadense, es quien le vende el terreno donde hasta el día de hoy reside Puntano, calle San Lorenzo 202, recibiendo de éste un boleto de la compra en aquellos años. Una tarde de frío intenso se reúne con su vecino a tomar mates y comienza a sentirse mal, sus piernas se paralizaron, su rostro comenzó a deformarse, estaba sufriendo un ACV (Accidente cerebro vascular) donde termina internado en el Sanatorio Regional local, unos días después de darle el alta, decide seguir su rehabilitación en la casa de su hija. Al cabo de una semana toma la determinación de ver televisión como de costumbre, el noticiero local: vaya sorpresa se llevó “El nono”, como le dicen en el barrio a Puntano; su casa, aquella que había construido con sus propias manos, donde vio nacer y crecer a sus hijos, estaba convertida en escombros, demolida por las monstruosas maquinarias de la municipalidad, sin previo aviso ni orden judicial alguna de desalojo; que es el mínimo requisito que se necesita para llevar adelante semejante labor de destrucción de una propiedad privada. La excusa del municipio fue demolición por limpieza de terrenos y luego por prevención de derrumbe. No es casualidad que a unos metros de esta vivienda la Autopista Rosario-Cordoba recientemente construida recorra un tramo del lugar y culmine en un acceso a la ciudad.
 
Esto no es lo peor; además de no avisarle al propietario de la demolición de su hogar, el procedimiento se realizó con todas las pertenencias de Puntano dentro de la vivienda: muebles, ropas, y demás posesiones. Nada ha podido ser rescatado de las ruinas de esa casa puesto que el techo, ladrillos y  el polvo destruyeron todo a su paso.

Un tiempo anterior al suceso lastimoso de la destrucción, la Asistente Social  de la municipalidad, Verónica Cechetto, visitó a René para pedirle de manera sutil que accediera a ser llevado a un Geriátrico sustentado por el municipio; para que estuviera mas tranquilo y allí sería beneficioso para él; además de reclamar que el terreno era municipal. Puntano se niega, puesto que en ese momento era empleado mecánico y además tiene cuatro hijos y autosuficiencia. La respuesta de los funcionarios locales fue acusar a Puntano de usurpador. Y empezaron a caer compradores del lugar uno tras otro deseando adquirir la casa ofreciéndole a René hasta 1000 pesos; la idea era obtener el terreno obsesivamente a cualquier precio.

“No solo han destruido mi casa, sino me han destruido a mí… porque se fueron todos los recuerdos con ella” comenta Puntano casi al borde de las lagrimas.
“…busque y busque fotos y recuerdos de mis padres y abuelos…” añade.

Las autoridades municipales resuelven construirle un nueva casa, en el mismo lugar donde se encontraba la que demolieron, pero lo harían con la condición de que René pidiera al municipio un subsidio y lo entregase para comenzar la construcción de su “nuevo hogar”; éste se niega y contrata a un abogado; el Dr. Olivares de la ciudad de Rosario, quien acompañó a su defendido a una conferencia de prensa y comenzaron los procedimientos de denuncia. Se investigó si la compra de esos terrenos fue legítima y se constató que si lo era; la firma validaba la propiedad y Puntano se proclamó querellante. Lo curioso de todo este caso es que se llega a este acuerdo de reconstruir la propiedad puesto que las originales denuncias hacia las autoridades locales serían graves; hoy retiradas debido a que podían los funcionarios perder los mandatos por un plazo de dos años, perder los títulos y demás, esto desembocó rápidamente en resolver el conflicto dandole a René una “nueva y hermosa casita” haciendo acorde al lema de “hermosear la ciudad” y que desde los autos que pasan por la autopista se vea una ciudad linda sin pobreza. Aunque aún está el caso abierto en la justicia bajo la denuncia de daños y perjuicios, daños morales, etc.

Hace una semana René Puntano recibió las llaves en mano de la nueva vivienda, contento de volver a su lugar, a su paisaje, a su silencio… pero al borde del sollozo en los ratos de nostalgia añorando su historia, revolviendo entre polvorientos recuerdos, buscando su pasado bajo los escombros.

Fuente: Periódico El Informe de la Ciudad - Cañada de Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario... bienvenido a nuestro sitio... te esperemos pronto... y seguimos en contacto.

INVESTIGACIÓN DESTACADA

SPECCLER LLC: LA EMPRESA OFFSHORE DE LA INTENDENTA "K" DE CAÑADA DE GÓMEZ

Se creó en febrero de 2010 en Miami - Florida, Estados Unidos; la compañía fue dirigida por la intendenta de la Municipalidad de Cañada de ...

Una Foto y Un Mensaje

Una Foto y Un Mensaje
Para que recorra el mundo...

VIVIANA PELLIZA - MANDATARIA NACIONAL

PERIÓDICO LIBRE "LA IMPRENTA"

PERIÓDICO LIBRE "LA IMPRENTA"
Portada de este mes