domingo, 9 de abril de 2017

TODO PASA...

En la célebre frase del famoso empresario del Fútbol, se reflejan varias de las acciones que se manifiestan en nuestros políticos y funcionarios locales y nacionales; dando por ignorado los sucesos que los comprometen.

Por Emanuel N. Soverchia

Los medios libres o por consiguientes no cooptados, se destacan por sacar a la luz los hechos de negligencia, desidia y malas funciones de los dirigentes políticos tanto en el poder como los que se mueven entre bambalinas; la reacción de estos elaborados de excusas, es casi siempre la misma, o al menos tienen el mismo origen en sus características; la de dejar pasar el tiempo para que la opinión pública olvide. El presidente Macri (Pro) es uno de ellos, aunque con “diplomacia y efectos especiales”.

Uno de los ejemplos más factibles que podemos encontrar en nuestros funcionarios  es al momento de que la intendenta municipal (kirchnerista) jamás responde las minutas de comunicación o los pedidos de informes emitido por los concejales opositores; y mucho menos responde cuando algún periódico publica una irrefutable denuncia contra los actos delictivos, negligentes del gobierno local, sin mencionar los incumplimientos o las violaciones a las ordenanzas, leyes y normas establecidas.

Por otro lado, esto se refleja también cuando el gobierno provincial (socialista) evade sus responsabilidades al comandar políticamente algunas de las instituciones más importantes de nuestra ciudad, como los centros de salud, el hospital “San José” o las escuelas; el socialismo local jamás reconoció sus errores, sus actos negligentes ni sus incumplimientos como funcionarios públicos. Una fiel muestra de ello, son los argumentos increíbles que emitieron tras las denuncias que ex empleados, actuales empleados y profesionales hicieron públicas en “La Imprenta” y luego en las redes sociales.

“…Seguro que pronto lo olvidarás, y podrá postularse otra vez…”, dice el tema de Hermética, cantado de Ricardo Iorio, haciendo referencia a los políticos corruptos. No hay frase más clara que ésta para demostrar que los políticos nunca aclaran, ni explican, ni se hacen cargos de sus actos; por el contrario; acusan, desacreditan, insultan, amedrentan, calumnian, injurian, etiquetan y agravan a los denunciantes o reclamadores legítimos, y los tildan de enemigos públicos o enemigos políticos… porque saben que la verdad está a la luz y pueden pagar costos políticos altos y hasta muchas veces hasta pueden peligrar sus cargos.

   Por todo esto y mucho más, la clase política argentina y en escala la cañadense; ha tomado como clichés fundamental para la perpetuación en el poder y sus cargos algunas frases indignamente celebres que seguramente alguna vez, todos hemos escuchado o leído:

“NO RESPONDAMOS, NI HAGAMOS, NI COMENTEMOS NADA…
QUE EN POCO TIEMPO LA GENTE SE OLVIDA…”

 (Editorial  del mes de Marzo del Periódico Libre "La Imprenta" de Cañada de Gómez)
Foto: www.clarin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario... bienvenido a nuestro sitio... te esperemos pronto... y seguimos en contacto.

SEGUINOS EN FACEBOOK