jueves, 4 de mayo de 2017

BARRIO "FANNY GIORDANO": EL DRAMA QUE HABITA EN LOS DOCENTES CAÑADENSES

Continúan los reclamos de los docentes adjudicatarios por las deficiencias de las viviendas otorgadas por el gobierno provincial mediante la Secretaria de Habitat, impulsada por AMSAFE; en terrenos donados por la Municipalidad de Cañada de Gómez. También hicieron referencia al mal estado del acceso por calle Centenario, solicitando incansablemente las obras de pavimentación o mejorado. “Sentimos que nos estafaron” – manifestaron sobre el gobierno provincial.

Por Emanuel N. Soverchia

Según la información emitida por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe; la obra demandó una inversión total de 17 millones y las viviendas se enmarcan dentro de un plan macro de 600 unidades destinadas a docentes, a través del programa elaborado por la Comisión para la Vivienda Docente (Ley 12.958), integrada por representantes de los ministerios de Trabajo, Educación y Obras Públicas; y los gremios Amsafe, Sadop y Amet.

 Las construcciones se componen de dos dormitorios y una superficie cubierta de 56 m2, mientras que el nuevo vecindario cuenta con todos los servicios: desagües pluviales, cloacas, agua potable, luz eléctrica, gas envasado y estabilizado granular en todas las calles.
Las viviendas se edificaron con el modelo tradicional de construcción y tienen alrededor de 60 metros cuadrados cubiertos. Se utilizaron los prototipos de vivienda evolutiva (VC), para 78 viviendas, de dúplex (Vdxa) para 22 viviendas y 4 viviendas destinadas a a personas con movilidad reducida.
Cada unidad tiene 2 dormitorios, baño, cocina, estar - comedor, y patio, en el caso de la vivienda destinada a personas con movilidad reducida consta de adaptaciones en las aberturas, acceso, y sanitarios para silla de rueda.

El director provincial de Vivienda y Urbanismo, Lucas Crivelli, encabezó el viernes 29 de marzo 2016 el sorteo de ubicación de 40 viviendas docentes en la ciudad de Cañada de Gómez. De esta manera, los beneficiarios pudieron conocer la ubicación del inmueble a habitar en el nuevo barrio ubicado en la zona oeste de la ciudad.

Sin embargo; varios docentes adjudicatarios; comenzaron a percibir fallas en las estructuras edilicias. Por lo que en el mes de abril del pasado año los docentes manifestaron en una carta los vecinos adjudicatarios de las viviendas otorgadas por el gobierno provincial mediante la Secretaria de Habitat, impulsada por AMSAFE; en terrenos donados por la Municipalidad de Cañada de Gómez; al ser informados sobre los valores de las estructuras habitacionales y el plan de pago según los ingresos de cada docente; textualmente: «El día 21 de abril de 2016,  los adjudicatarios de las viviendas del barrio docente de Cañada de Gómez, fuimos convocados por el gremio AMSAFE para ser informados del valor de las casas a las que íbamos a acceder  y el plan de pagos que le correspondía a cada uno según sus ingresos.

Valor total de la vivienda sin terreno (donado por Municipalidad de Cañada de Gómez) $ 863.649,63. A pagar en cuotas mensuales variables sujetas al Índice de Construcción y paritarias a descontarse a partir del mes de agosto.
$ 2.399,03 en 30 años
$ 2.878,83 en 25 años
$ 3.598,54 en 20 años

Queremos aclarar que hasta ese momento desconocíamos esos valores, por lo que nos vimos moral y psicológicamente afectados, ya que estábamos muy ilusionados de poder resolver nuestro problema habitacional». 
Proseguía el relamo por escrito: «Cuando pudimos entrar en nuestras casas, vimos el estado lamentable en la que se encontraban, aberturas de muy mala calidad, que presentan dificultades al abrirlas y cerrarlas; desniveles en todas las paredes y detalles de terminación que denotan desprolijidad; fallas en la instalación eléctrica, carpetas y contra pisos defectuosos, que dejan ver la baja calidad de los materiales utilizados, a tal punto, que en algunas viviendas han debido ser rehechos; entre otros problemas. Para coronar todo esto, ante la primera lluvia, de 20 mm, se hicieron visibles las filtraciones en techos y aberturas. Por otro lado, vemos con preocupación, el acceso al barrio, ya que no se han realizado las obras de mejorado correspondientes por el Bv. Centenario, lo que lo hace imposible de transitar en un día lluvioso; como así también las zanjas ubicadas sobre este boulevard, que no poseen ninguna medida de contención y sin luminarias. Parece no tenerse en cuenta, que la población del barrio docente genera una movilidad constante y permanente, ya que los trabajadores de la educación, tenemos diferentes horarios de trabajo, diurnos, vespertinos y nocturnos; que sumados a las actividades de los demás miembros de las familias, la calle Centenario será de gran transitabilidad».

En la actualidad, continúan estas fallas, ue se manifiestan los días de intensas lluvias; tanto por filtraciones, grietas y despefectos de las viviendas; como el acceso a al barrio; debido a que la arteria principal no está pavimentada y es imposible ingresar o salir del predio.

Manifestó una de las docentes que se comunicó con “La Imprenta”: - “Te mando algunos ítems que ya los debes tener en cuenta: Cuotas altísimas por ser viviendas sociales. Viviendas con deficiencias de infraestructura, varios vecinos no pueden conectar aún el gas, otros se les llueve adentro, etc. Acceso precario sin mejorado. No hay iluminación para llegar de noche se hace difícil ver el camino y las personas que transitan. Yuyos altos tanto en terrenos privados como en la zona de la NCA. Somos el único barrio que ya paga todos los impuestos”.

Continuó: - “Yo pago alrededor de 3600 pesos de cuota. Creo que los que menos pagan entre 2600 y 2800”.
Con respecto a las convocatorias  y mantener coordinadas las reuniones entre los docentes con el fin de realizar los reclamos correspondientes; expresaron al borde de la resignación: -“Mira ya hay división porque cada uno se la arregla como puede. Nos cansamos del manoseo y los malos tratos…”
“Desde la Municipalidad hasta nos contestaron que al barro hay que acostumbrarse. No Stella, ni la arquitecta (De Gasperi), ni Carina Mozzoni; pero hasta los empleados nos ningunean, diciendo ¿de qué se quejan? les dieron una casa y nadie nos dio nada”. - Declaró una docente a nuestro medio.

También consultamos a los docentes sobre la intervención del Gobierno de la Provincia de Santa Fe ante estos planteos y cuál fue la acción que tomó; una docente expuso: -“Nada; nunca más tuvimos contacto, sólo para exigir que se habiten las casas, sin importarle que no tenemos cómo salir a trabajar, que no entran los remises, ni las ambulancias”.

De la misma manera, la docente opinó sobre la acción del Gobierno Local; diciendo: -“La municipalidad carga toda la culpa a la Provincia, y ellos donaron esos terrenos teniendo otros en lugar más acomodado. Pero, fuimos los tontos que pagamos el llevar todos los servicios allí en beneficio de no sabemos quién”.

“Sentimos que nos estafaron. Se aprovecharon porque saben que cobran todos los meses por descuento de sueldo…” – enunció sobre el gobierno santafesino,  una de las docentes; quien además acrecentó para informarle a la comunidad: -“…Estamos solos, nos defraudaron…”.

Los docentes explicaron contundentemente como es vivir en las viviendas cuando se acerca una tormenta; o cuando la lluvia azota la ciudad; en pocas palabras el terror se apodera del barrio. Así lo definió una de las docentes: -“Yo, y otras compañeras que no tenemos auto,  es no dormir cuando llueve pensando en cómo salir;  o si estás afuera entrar rezando por miedo a caerte. Es llorar cuando llueve y ver que te entra el agua por los techos. Una casa tendría que ser motivo de felicidad y en muchos casos no lo es. Y nos tildan de desagradecidos”.

Le consultamos a los damnificados sobre la actitud de los funcionarios y responsables locales ante estas quejas: -“Ninguna;  nos reunimos varias veces, con ambos bloques, y solo discuten entre ellos y no hacen nada… - reveló una docente.
Por último la docente ofreció algunas palabras que podríamos precisar como resignación ante tantas suplicas…  para ser escuchados y en definitiva ser atendidos, y que de una vez por todas se solucionen estos problemas que diezman a los docentes cañadenses: -“…Creo que sentimos abandono, tristeza y que nos sentimos defraudados… En este momento una compañera me escribe que le llovió todo adentro…”

Fuente: Periódico Libre "La Imprenta" de Cañada de Gómez
Fotos: Emanuel N. Soverchia - vecinos barrios "Fanny Giordano"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario... bienvenido a nuestro sitio... te esperemos pronto... y seguimos en contacto.

SEGUINOS EN FACEBOOK